benderBender Rodríguez  es un robot pero actúa como un humano. Fue fabricado en Tijuana en el año 2997 y es el mejor amigo de Fry.

Bender es un robot que odia a los humanos, aunque comparte muchas características de estos con sus notables y cómicas diferencias. Suele ser cruel y algo agresivo con la gente que lo rodea. Toma mucho alcohol y cuando esta sobrio la zona que rodea su boca se oxida dando la impresión de estar descuidado o mal afeitado. Se unió por un tiempo a la Mafia Robot y le encanta robar cosas.

Totalmente corrupto, este robot ex-doblador de vigas tiene la virtud de oler oportunidades de hacer dinero a kilómetros.

Bender tiene un odio general a la raza humana a la que considera opresora de los robots, sin embargo ha desarrollado tal amistad con Fry y Leela que incluso después de que se le ordenara ejecutarlos en 2 ocasiones él se ha negado y buscado siempre una salida al problema, aun así siempre les está metiendo en todo tipo de problemas.

Su afición es cocinar para humanos (y no humanos) por lo que es nombrado el cocinero de la nave Planet Express, su ídolo es el también cocinero Elzar, y la estrella de TV Calculón.

El Eneagrama nos dice que el Eneatipo 8:

Motivaciones clave. Desean tener confianza en sí mismos, probar su fuerza y resistir la debilidad, ser importantes en su mundo, dominar lo que les rodea y tener el control de todas las situaciones.

Miedo básico: ser herido o dominado por otros Deseo básico: protegerse, tener el control de su propia vida y de su destino

Cuando se encuentran bien. Asertivos, confiados en sí mismos y fuertes, los tipo Ocho sanos han aprendido a luchar para conseguir lo que necesitan y desean. Están orientados a la acción; tienen una actitud de “puedo hacerlo” y cuentan con una gran motivación interna. Les encantan los desafíos y son hábiles para iniciar proyectos; toman la iniciativa y hacen que las cosas ocurran. Son líderes naturales que los demás respetan y a quienes acuden en busca de orientación. Decididos, autoritarios y dominantes, los tipo Ocho sanos se ganan el respeto a través de ser honorables y utilizan el poder en forma constructiva defendiendo y protegiendo a la gente, actuando como proveedores, auspiciadores y promotores de causas nobles y empresas valiosas. En su mejor estado: se vuelven moderados, magnánimos, misericordiosos y tolerantes. Son capaces de dominarse a través de autodoblegarse ante una autoridad. Valientes, deseosos de ponerse en peligro para obtener lo que buscan y causar una influencia duradera. Pueden ser heroicos e históricamente grandiosos.

Estado medio (promedio). A los tipo Ocho promedio les preocupa llegar a ser autosuficiente así como independientes a nivel económico. Son “individualistas recios,” pragmáticos, emprendedores, trabajadores y muy audaces; les encantan las aventuras y correr riesgos para ponerse a prueba y reafirmarse. Empiezan a querer dominar todo el ambiente (incluso a la demás gente) y se vuelven enérgicos, agresivos, orgullosos, egocéntricos y expansivos: se convierten en “el jefe” cuya palabra es ley. Imponen su voluntad y visión en todo y no ven a los demás como sus iguales ni los tratan con respeto. Sienten que deben salirse con la suya y se vuelven confrontadores, beligerantes, amedrentadores y desafiantes al mismo tiempo que tienden a crear relaciones antagónicas. Todo lo convierten en una prueba de voluntad y nunca ceden. Utilizan amenazas y represalias para que los demás les obedezcan, para mantenerlos en desequilibrio y con una sensación de impotencia. Sin embargo, el trato injusto hace que los demás tengan resentimientos y existe la posibilidad de que se agrupen en contra de ellos.

Cuando se encuentran mal. Los tipo Ocho malsanos se aferran a su poder y quieren prevalecer con el control sin importar el costo. Se vuelven totalmente crueles, violentos, inmorales y despiadados, dictatoriales y opresivos. No admiten la culpa, ni el temor ni cualquier otro sentimiento humano. Comienzan a desarrollar ideas delirantes acerca de sí mismos y se sienten omnipotentes, invencibles e invulnerables. Cada vez se vuelven más temerarios y si sienten que están en peligro, pueden destruir con crueldad a todo aquel que no haya acatado su voluntad. Vengativos, salvajes, con tendencias asesinas y sociópatas.

Autor: desQbre – Jesús Seijas Queral (Psicólogo)

www.desqbre.wordpress.com / www.eneagramadelapersonalidad.com

Si quieres leer más sobre el Eneatipo 8 pulsa aquí

Si quieres ver la personalidad de otros personajes de Futurama pulsa aquí.

Si quieres leer otros artículos de Eneagrama pulsa aquí

Calendario de CURSOS y TALLERES

desQbre - Blanco

Please follow and like us: