futurama-fryPhilip J. Fry (normalmente conocido como Fry) es el protagonista de Futurama, la serie de animación para televisión creada por Matt Groening, creador de Los Simpson. Fry es un joven repartidor de pizza en el año 1999 que, por accidente, cae en una cámara criogénica y queda congelado por espacio de 1.000 años. Se despierta en el 31 de diciembre de 2999 y, después de conocer a Leela y Bender, empieza a trabajar como repartidor en la empresa de mensajería interplanetaria Planet Express, propiedad de su sobrino el profesor Hubert Farnsworth.

Fry tiene 25 años al comienzo de la serie y nació en Nueva York.

El recién llegado a un mundo nuevo proveniente de un “pasado” donde era un fracasado al que todos humillaban, pero manteniendo siempre una mentalidad de “qué es lo peor que puede pasar”. Fry está muy influenciado por la ciencia ficción de los años 70-80 y por eso su sueño era volar en una nave estelar (por accidente lo consigue).

Aunque pueda parecer un personaje torpe o corto de mente a primera vista… Fry suele dar sorpresas a menudo. Es el mejor amigo de Bender y está enamorado de Leela.

El Eneagrama nos dice que el Eneatipo 7:

Motivaciones clave. Desean mantener su libertad y felicidad, evitar perderse cualquier experiencia que valga la pena, mantenerse motivados y ocupados, rechazar y rehuir del dolor.

Miedo básico: verse despojado de todo y atrapado en el sufrimiento Deseo básico: estar feliz y contento, encontrar satisfacción

Cuando se encuentran bien. Llegan a sermuy sensibles, excitables y entusiastas respecto a cualquier tipo de experiencia. Los tipo Siete sanos son extrovertidos, orientados hacia el mundo real de las cosas y sensaciones; son espontáneos y se regocijan con todo. Cada estímulo produce una respuesta inmediata y todo les parece excitante y vigorizador. Son alegres, vivaces, estimulantes, flexibles y animosos. Se convierten en realizadores versados y en individuos con aptitudes y conocimientos variados que hacen bien muchas cosas distintas. Poseen una gran cantidad de talentos y están dotados con capacidades virtuosas así como destrezas prodigiosas. Son prácticos, productivos, prolíficos, versátiles y abarcan numerosas áreas de interés. En su mejor estado: asimilan a fondo las experiencias y se convierten en individuos reconocidos y agradecidos, cautivados por las maravillas de la vida. Son positivos, optimistas, alegres y se sienten extasiados. Comienzan a tener indicios de una vida más allá de lo físico y experimentan un profundo sentido de las bondades de la vida.

Estado medio (promedio).. A medida que sus apetitos aumentan, los tipo Siete promedio desean experimentar con más cosas y tener una variedad más amplia de vivencias, convirtiéndose, de esta manera, en consumidores ávidos, materialistas codiciosos, individuos mundanos extasiados por las cosas del mundo, conocedores, “establecedores de modas” y buscadores de sensaciones nuevas. Se vuelven incapaces de decirse no, de negarse cualquier cosa. Hiperactivos, se lanzan en una actividad constante, haciendo y diciendo cualquier cosa que se les ocurra. Temen aburrirse y tratan de aumentar su estímulo y excitación manteniéndose en constante movimiento y distrayéndose con algo entretenido y nuevo, aunque hagan demasiadas cosas. Corren el riesgo de volverse superficiales, sin inhibiciones, volátiles, ostentosos, extravagantes. Sienten que nada los satisface, así que se vuelven inmoderados y desmedidos. Llegan a ser egocéntricos, egoístas, exigentes e impacientes. Insensibles con los demás, pueden llegar a ser groseros, descorteses. Tienen tendencias adictivas.

Cuando se encuentran mal. Los Siete malsanos se frustran muy fácil y son ofensivos y abusivos a medida que exigen cualquier cosa que deseen para mantenerse ocupados y distraídos. Se vuelven escapistas infantiles, impulsivos e insultantes y pueden caer en ataques de ira y en pataletas. Tienen serios problemas para controlarse. Las adicciones al alcohol, las drogas y otros excesos aumentan a medida que se convierten en individuos disipados, libertinos, pervertidos y depravados. Antes de manejar la angustia, expresan los impulsos en conductas sin inhibiciones; se descontrolan y son víctimas de cambios anímicos caprichosamente erráticos, volátiles y de actos compulsivos. Participan en locas parrandas de diversos tipos, como si no hubiera límite para ellos. Huyen de sí mismos y son objeto de súbitos ataques de pánico, depresión profunda y desesperación.

Autor: desQbre – Jesús Seijas Queral (Psicólogo)

www.desqbre.wordpress.com / www.eneagramadelapersonalidad.com

Si quieres leer más sobre el Eneatipo 7 pulsa aquí

Si quieres ver la personalidad de otros personajes de Futurama pulsa aquí.

Si quieres leer otros artículos de Eneagrama pulsa aquí

Calendario de CURSOS y TALLERES

desQbre - Blanco

Please follow and like us:

A %d blogueros les gusta esto:
No Comments
, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,