EL ENEAGRAMA – CUIDADO AL PRINCIPIO – MI EXPERIENCIA CON LA CONFUSIÓN.

El Eneagrama

El Eneagrama
Mi paciente y ahora amigo J llegó a mí pidiéndome terapia en un curso en que ambos éramos alumnos. Decía que tenía mucha ansiedad y que era tanta que le impedía funcionar bien. A veces me parecía serio y tajante. Incluso más directo respecto a algunos aspectos de la relación terapéutica que muchos pacientes: “Es posible que venga unas cuántas veces y lo deje si no me convence, te aviso”.
Miedo (ansiedad) como lo más nuclear + “sequedad”… asumí que era un 6. Es un 7soc.
Pasé por alto varios factores que me lo habrían indicado si no lo hubiera tenido “tan claro”. No sabía por aquel entonces de las crisis de ansiedad tan fuertes y comunes en los 7.
Confundí su enfado (puntual) con los terapeutas, que venía de haberse encontrado con varios profesionales que a él le habían parecido “charlatanes saca-cuartos”, con ser un 6 “desconfiado”. Y sobre todo, no me di cuenta, que sólo estaba viendo de él sus manifestaciones en las sesiones, no su vida diaria con amigos, ni cómo reaccionaba en otras situaciones. Ni antes de haberse manifestado el problema en su adolescencia, que de hecho vino por consumo de cannabis.
Hoy lo recordamos los dos con cariño y nos reímos de ello. La terapia funcionó igualmente porque no la basamos en el Eneagrama sino en él y lo que le pasaba, pero la interferencia podría haber sido grave.

El Eneagrama

Los sietes, en mi concepto estaban más bien “siempre alegres y haciendo muchas cosas distintas, evitando el sufrir, el contactar, el profundizar”. Si alguien tenía siempre una sonrisa permanente… ese era mi amigo D. Tenía una facilidad pasmosa para llevarse a la gente de calle con su sonrisa, con su apertura, con su interés por todos los temas de los que le hablara esa persona. Era el amigo con quien más me divertía. Nunca nos aburríamos y nos reíamos de todo.
Hacía más actividades que nadie que conociera y todas le encantaban. Y lo decía. Y se planificaba para no dejarse ninguna. Tras haber ido a las cuevas de Patones una sola vez ya se sentía capaz de llevarnos y guiarnos a todos los demás amigos. Nos convenció para comprarnos el equipo inmediatamente e irnos allá tres días después. Tamaña insensatez tenía que ser 7. No es espeleología avanzada, pero muchas personas inexpertas han quedado atrapadas allí y ha tenido que ir la guardia civil a por ellos.
Yo no puede ir esa semana, pero lo compré todo para la siguiente excursión. Dos de nuestros amigos sí se fueron con él. Además de ellos invitó a dos chicas que acaban de conocer saliendo por la noche un par de días antes. Nuestros amigos tuvieron problemas para pasar una zona difícil y se retrasaron respecto a D y las chicas, que iban delante. No tuvieron más remedio que volverse porque no conocían el camino a seguir y D no volvía a por ellos. Volver para estos dos amigos implicó riesgos, pues hay zonas peligrosas si tienes que recorrerlas a la inversa, sin ayuda. Se encontraron todos dos horas más tarde en el coche. Ellos con una ira tremenda y él diciendo que no era para tanto. Que lo sentía pero que las chicas con las que iba no querían quedarse sólas mientras él volvía a por ellos. Que al fin y al cabo todo había salido bien, y que eso si que era una aventura. ¿No es obvio que esto es de 7? Luego supimos que una de esas chicas (a las que acabada de conocer días antes) le gustaba mucho. Todo esto y muchos más ejemplos me convencían de su 7. Él lo aceptaba pero sin mucho entusiasmo.
Mi amigo D no es un 7. Es un 3CO ala 2. Cuando al fin él mismo leyó el 3, durante un viaje juntos, se convenció totalmente de la veracidad del Eneagrama. Nos re-explicó todas sus conductas desde ese nuevo enfoque y todo encajó. Aprovechó para abrirse respecto a muchas cosas que decía el libro y que encajaban perfectamente con lo que él había sentido siempre. Parecía un 7 “cara afuera”, pero su núcleo defensivo estructural era de 3. La sonrisa permanente era su forma de seducir y dar buena imagen. El atreverse a ir a la cueva sin experiencia era vanidad. Muchos aspectos superficiales y eventos vividos con él en nuestro grupo no eran inconsciencia sino reflejos de una parte egoísta, interés, etc.
Más tarde aprendería que esta confusión (3-7) se da mucho. Así como otras. En ese momento no sabía esto, ni muchas otras cosas. Por ejemplo sobre la tremenda importancia y diferencias entre subtipos en un mismo eneatipo. Yo creía que sabía mucho (error común entre los que no saben realmente). No era cierto.

El Eneagrama

Conocí a A a través de una amiga. Era divertida, abierta, muy espontánea. No paraba quieta. Se apuntaba a todos los planes. Me viene la palabra “pizpireta” también al pensar en ella esa primera vez. Parecía aceptar todo y ser cariñosa. Aunque decía que la excesiva “ñoñería” no iba con ella. Cuando alguien, sobre todo un hombre se ponía muy “sensiblón” la salía una parte a veces “dura y resolutiva”. Decía huir del dolor lo máximo posible, y haber sido muy “alocada” aunque ahora se había cansado de ser así y ser “la que siempre está bien”, y no sabía cómo encajar su nuevo enfoque respecto a los demás.
Creí que era una 7. No había duda. Ella se vio en el 7 en uno de mis cursos. Ambos lo aceptamos.
Con el paso del tiempo, al relacionarnos juntos (como amigos) con más personas, empecé a descubrir una capacidad seductora con los hombres y mujeres sin igual. Y una emocionalidad explosiva y bastante irracional en ocasiones, que ya empezaba a asomar la cabeza. Sus quejas siempre eran hacia mis “faltas de atención”, “tardanzas en responder a mensajes”, “egoísmo de las personas”, “dificultad para pedir lo que realmente necesitaba”, etc. Un día, en un curso, tras el testimonio de varias 2 sex que coincidieron, lo vi claro: A no era 7, es 2 SEX con ala 3. Cuando lo sospeché y se lo dije se rió y me dijo “¿Sabes Vic? Yo ya lo sabía porque un día leí el 2 Sex y me vi en todo, pero creí que te gustaba más como 7. Y a decir verdad a mí también me molestaba mucho reconocerme en el 2 porque no me gustan mis reacciones de Orgullo, pero en realidad llevo mucho tiempo sabiéndolo. Mi alegría es una máscara que me sale cuando hay personas a las que seducir”. Empezamos a repasar todo lo vivido con esta nueva luz y fue impresionante.

El Eneagrama

Reflexión Personal.
Me quedé pensativo. El Eneagrama funcionaba, sin duda, pero no era tan sencillo. Al fin y al cabo el Eneagrama habla de motores del carácter, no de conductas externas, los motores están bajo el capó del coche, no se ven tan fácilmente.
Es muy común, y no sé si decir, “casi inevitable” etiquetar a las personas cuando aprendes Eneagrama y te apasiona, y aunque a todos nos recomiendan no hacerlo, son muy pocas las personas que he conocido que dicen no haberlo hecho, sino usarlo sólo para conocerse más profundamente. Desde aquí les ofrezco mi más sincero reconocimiento. Yo no he sido capaz. Estoy aprendiendo aún a hacerlo. Supongo que desde mi 8 se sigue escapando a ratos esa impulsividad atrevida, y tengo que ejercitarme para mantenerla tranquila en mi interior.
Pero sí he aprendido a ser más cuidadoso, más cauto en mis interpretaciones, y permanecer abierto y receptivo a estar confundido o aprender algún giro nuevo que cambie el sentido de las cosas.
¿No es acaso eso lo que buscamos con la transformación personal? Ampliar nuestros límites, nuestra visión. Aportar nuevas luces a nuestro entendimiento de las cosas. Conectar ideas que antes permanecían separadas. Liberarnos progresivamente de los juicios, y las cadenas que estos generan en nuestro corazón. Y para eso hay que estar dispuestos a estar equivocados. A seguir aprendiendo. A Escuchar.
Doy gracias a todos los amigos que me han enseñado en estos años mis múltiples errores de interpretación respecto a la realidad. Al ampliarse mi visión ésta se ha vuelto más benévola y no al revés como quería hacerme pensar mi ego.
Progresivamente puedo ir viendo el amor y la inocencia en las personas, atravesando las capas de máscaras y errores en que nos atrapamos. Y con cada corrección de mis errores en mi mente se ha ampliado mi familia, pues la humildad siempre te lleva a incluir a más personas y a rechazar menos.
Y a mí me gusta cada vez más mi familia humana. La separación ha ido desapareciendo progresivamente, y la calidez respecto a vuestra compañía va reemplazando una sensación antigua y profunda de vacío, soledad y abandono.
Hoy, gracias a todos vosotros me siento más cerca de casa, y eso no lo cambio por nada.

Autor: Víctor H. Salamanca León (Psicólogo)

El Eneagrama

Próximos CURSOS de ENEAGRAMA que impartiremos: 

Curso: SUBTIPOS - Los 27 tipos de personalidad
Fecha: 24 y 25 - Noviembre 2018
Eneagrama de la personalidad
Lugar: En MADRID
170€
(OFERTA: descuento del 50% a grupos)
Horario: S: de 09:00 a 22:00 / D: 09:00 a 19:00
Formador: Jesús Seijas (Psicólogo)
Descubra los instintos (lo más importante del Eneagrama) de cada eneatipo (Sexual - Social - Conservación) y cuál es el primario en usted.
Qué subtipo es el anti-tipo y hace que no se parezca en absoluto al eneatipo al que pertenece.
Saque todo el potencial de esta herramienta
Curso: Los 9 tipos de EGO
Fecha: 1 y 2 - Diciembre 2018
Eneagrama de la personalidad
Lugar: En MADRID
130€
(OFERTA: descuento del 50% a grupos)
Horario: S: de 10:00 a 20:30 / D: 10:00 a 15:00
Formador: Víctor Salamanca (Psicólogo)
Descubra su tipo y el de los que le rodean (familia, amigos y trabajo). Aumente y disfrute de sus relaciones.
Descubra los verdaderos puntos fuertes, puntos débiles, puntos ciegos y lo más importante: Aumente su calidad de vida.
SAQUE SU MEJOR VERSIÓN

Curso: Los 9 tipos de EGO
Fecha: 17 y 18 - Noviembre 2018
Eneagrama de la personalidad
Lugar: En MURCIA
-€
Horario: S: de 10:00 a 20:30 / D: 10:00 a 15:00
Formador: Víctor Salamanca (Psicólogo)
Contacto: Mari Carmen Gómez. Reservar plaza: 619420001
Descubra los verdaderos puntos fuertes, puntos débiles, puntos ciegos y lo más importante: Aumente su calidad de vida.
SAQUE SU MEJOR VERSIÓN

Pulsar para contactar con nosotros

El Eneagrama

Please follow and like us:

error: Contenido web protegido por la \"Ley de propiedad intelectual\"
A %d blogueros les gusta esto:
No Comments
, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,