Las HERIDAS EMOCIONALES en la infancia – Las heridas del alma

Eneagrama de la personalidad

LAS HERIDAS EMOCIONALES EN LA INFANCIA

Las heridas del alma

heridas emocionales

No hay nadie que no haya sido o se haya sentido herido de una forma u otra, en mayor o menor medida, en su infancia por algo y/o alguien.

Estas heridas son traumas (conscientes o inconscientes) en el desarrollo de nuestras vidas. Son actitudes y acciones que nos dolieron o no supimos cómo interpretarlas correctamente, desarrollando diferentes mecanismos de defensa y adaptándonos ante estas situaciones como pudimos.

Cuanto más pequeños fuéramos; más indefensos, frágiles y menos recursos teníamos, causando una mayor repercusión estas heridas en nosotros e impidiéndonos ser libres, ser nosotros mismos, desfigurando o alejando a nuestro niño interior sano.

Freud decía que si estas heridas no se cierran correctamente se quedan fijadas en la personalidad. Esta fijación genera una compulsión hasta que la sanemos. La compulsión es la forma en que intentamos restituirnos, de volver a estar bien. Por ejemplo, si fue herida nuestra sensación de valía, nos pasamos el resto de la vida atacándonos mentalmente tratando de demostrar continuamente que valemos. Hemos perdido la sensación interna de valía e intentamos recuperarla constantemente de forma inconsciente. Son ciclos no resueltos de nuestro pasado que vamos a repetir una y otra vez hasta que consigamos solventarlos.

eneagrama heridas

Las heridas son encuentros con el dolor que distorsionan lo que ya teníamos establecido.

Cuando alguien está herido comienza a interpretar el mundo a través de ese dolor y, a proyectarlo tanto a las situaciones como a las futuras personas que estarán en su vida.

Estas heridas tienen autonomía y poder para auto-sabotearnos de adultos, convenciéndonos de que queremos y necesitamos ciertas cosas, como por ejemplo ser guapos, mirados, tener éxito, ser complacientes, etc… buscando nuestro “yo perdido” así como nuestras justificaciones para ello. La parte herida nos dice de forma inconsciente: “si tengo éxito me querrán”, “si les ayudo me querrán”, “si no molesto me querrán”, “si no cometo errores me querrán”, etc.

Si tenemos conciencia la herida sirve para crecer, para desarrollarnos, para evolucionar. Esta es su función. La herida deja de existir y pasa a ser desarrollo cuando podemos aprender (sacar algo positivo) de ella.

Hay dos caminos para la evolución: tomar conciencia (saber qué sucede realmente) o el dolor (saber que algo no está bien porque nos duele), y normalmente uno le sigue al otro. Al evolucionar conseguimos que salga nuestro yo verdadero, que volvamos a reencontrarnos con nuestro niño interior.

Aunque la gran mayoría de los padres quieren actuar bien, suelen repetir muchos patrones tal y como aprendieron ellos en su infancia de sus respectivos padres, volviendo a proyectar ese ciclo no resuelto en las nuevas generaciones. No somos conscientes de que cada persona (niño o adulto) interpreta las situaciones vividas de forma diferente a como las podríamos interpretarlas nosotros mismos.

Vosotros tenéis la oportunidad que vuestros padres seguramente no tuvieron, ahora está en vuestras manos romper ese ciclo sanando vuestras propias heridas, con la misión de que los niños de futuras generaciones (vuestros hijos) siempre estén más próximos a su niño interior.

eneagrama transformacion

¿Cuáles son las heridas emocionales en la infancia?

Herida de RECHAZO:

Aparece la comparación y la imperiosa necesidad de la aprobación de los demás (entre otros)

Herida de ABANDONO:

Aparecen las inseguridades sociales, dificultades de contacto, expresión emocional y dependencia emocional (entre otros).

Herida de HUMILLACIÓN:

Aparece la rabia, el dolor, el resentimiento… el veneno (entre otros)

Herida de TRAICIÓN:

Aparece la decepción, la manipulación y el engaño (entre otros)

Herida de INJUSTICIA:

Aparece la incomprensión, la crítica, el juicio y la culpabilización (entre otros)

.

¿Qué herida/as crees que tienes sin cicatrizar?

Autores del artículo: Víctor H. Salamanca León y Jesús Seijas Queral (psicólogos)

eneagrama niños

Apúntate al curso al curso de

“Eneagrama de la personalidad” – HERIDAS EMOCIONALES en la infancia (pulsar para ver + info.)

Cada eneatipo, o tipo de personalidad, percibe, siente, le afecta y reproduce, de unas determinadas maneras cada una de las cinco heridas.

Calendario de CURSOS y TALLERES

 

Todos los derechos reservados.

Ley de propiedad intelectual. Todos los derechos reservados desQbre

propiedad-intelectual-y-derechos-de-autor-algunas-ideas-50-728

desQbre - Blanco

heridas emocionales, cursos para padres, cursos para madres, heridas emocionales infancia, heridas emocionales en la infancia, niños heridas emocionales, niñas heridas emocionales, curso heridas emocionales, heridas emocionales curso, eneagrama heridas, eneatipo heridas, eneagrama heridas emocionales, eneagrama trauma infantil, trauma infantil eneagrama, eneagrama colegios, colegios eneagrama, heridas emocionales hijas, heridas emocionales hijos, eneagrama niños, eneagrama hijos, hijos eneagrama, niños eneagrama, herida de rechazo, herida de abandono, herida de humillacion, herida de traición, herida de injusticia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s