Los Simpson nos presentan el Eneatipo 4 el ARTISTA – el ROMANTICO del Eneagrama

desQbre los eneatipos

Miedo básico: no tener identidad ni importancia personal Deseo básico: descubrirse a sí mismo y su importancia; crearse una identidad

Motivaciones clave. Desean expresarse así como tener la oportunidad de afirmar su individualidad. Quieren crear y rodearse de cosas bellas; también mantener ciertos estados de ánimo y ciertos sentimientos. Desean ser capaces de abstraerse para proteger su autoimagen, cuidar las necesidades emocionales antes que cualquier otra cosa. Necesitan atraer a un “salvador”.

 

Características del Eneatipo 4 comunes en los personajes: Krusty el payaso – El actor secundario Bob

Son creativos, dramáticos, se sienten especiales e incomprendidos, malhumorados, sensibles (sobre todo a las críticas) intentan llamar la atención (fijaros en el pelo y vestimenta) y son egoístas.

  • Krusty-caraKrusty es el payaso de la TV de Springfield. Sus comienzos fueron como mimo callejero en un pequeño pueblo de Mississipi. Protagoniza todas las tardes El Show de Krusty, el programa infantil preferido por los niños. Es uno de los personajes más ricos de la ciudad y del país. Le encanta fumar puros.

Krusty desde su infancia se siente diferente y repudiado por su padre (su padre dice “La vida es seria, la vida no es risa”). Tiene una personalidad depresiva con rápidos cambios de humor y adiciones destructivas. (Más características comunes)

  • actor secundario Bob 2El actor secundario Bob es el antiguo actor secundario del Show de Krusty. Su nombre completo es Robert Underdunk Terwilliger, aunque en México también se le llama Bob Patiño. Durante su trabajo en dicho Show tuvo problemas con Krusty y se marchó. Acabó en la cárcel por varios delitos provocados por su odio a Krusty, entre ellos intentar asesinar a Bart. Odia la TV.

Bob tiene una arrogancia competitiva, se victimiza y siente lo contrario al grupo social. (Más características comunes)

 

Cuando se encuentran bien. Los tipo Cuatro sanos son individuos introspectivos, conscientes de si mismos, eternos buscadores de su “ser interior” que siempre están en contacto con sus sentimientos e impulsos internos. Son sensibles e intuitivos respecto a sí mismos y a los demás así como compasivos, atinados, discretos y respetuosos. Los tipo Cuatro sanos tienden a ser autoexpresivos, muy personales, individualistas, siempre fieles a sí mismos, emocionalmente honestos y auténticos. Tienen una visión irónica de la vida y de sí mismos; pueden ser serios y graciosos, vulnerables y fuertes en su interior. En su mejor estado: muy creativos en lo que respecta a la expresión personal y universal; es posible que esta creatividad se manifieste en una obra de arte. A nivel personal se vuelven regeneradores y autorenovadores. Tienen una cualidad autocreativa capaz de transformar sus experiencias en algo valioso.

Estado medio (promedio). Los tipo Cuatro promedio dan una orientación artística, estética y romántica a la vida revelando sentimientos personales a través de algo hermoso. Intensifican la realidad mediante la fantasía, la imaginación y los sentimientos apasionados. Para estar en contacto con los sentimientos, interiorizan todo y toman todo de manera personal; sin embargo, se vuelven hipersensibles, introvertidos, tímidos, ensimismados y malhumorados, incapaces de ser espontáneos o de “salirse de sí mismos.” Se mantienen al margen para proteger su autoimagen y para “ganar tiempo” para así poder ordenar sus sentimientos. Poco a poco empiezan a sentir que son diferentes a los demás y sienten que no pueden ser felices como todas las demás personas. La autocompasión y la envidia los conduce a distintas clases de autoindulgencia, a convertirse en seres decadentes y a revolcarse en un mundo de sueños, ilusiones y expectativas poco realistas. Asimismo, se vuelven poco prácticos, improductivos, ineficaces y muestran actitudes rebuscadas.

Cuando se encuentran mal. Cuando sus sueños fracasan, los tipo Cuatro malsanos se enfurecen consigo mismos, se deprimen, se avergüenzan de sí mismos y se aíslan de los demás debido a las autoinhibiciones así como a la parálisis emocional. Cargan con una profunda fatiga así como con serios desórdenes mentales; emocionalmente están “bloqueados” y son incapaces de trabajar o funcionar; desarrollan un abismal sentido de futilidad e insensatez. Agobiados por un autodesprecio delirante, odio a sí mismos, autorreproches, pensamientos morbosos y atormentados por sus fracasos, todo se convierte en una fuente de autoacusaciones dañinas. Al sentirse inútiles y desesperanzados, se afligen mucho y se autodestruyen. Es posible que abusen del alcohol o de las drogas. En casos extremos, es probable un colapso emocional e incluso el suicidio.

Si quieres aprender más del Eneatipo 4 pulsa aquí

Si quieres ver cursos y talleres de Eneagrama pulsa aquí

Si quieres ver la personalidad de 25 personajes de los Simpson pulsa aquí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s